domingo, 18 de octubre de 2009

ROZAR TU PIEL.

Una ventana llena de historias

" me escondo, un piti, otro, otro

rio, lloro, llamo, vuelo, sueño

me escapo, vuelvo, bebo. dibujo"

(...)

Respiración entre cortada, corazón acelerado, miras a todas partes, pero, por alguna razón todo está oscuro. Nada, no ves nada. Solo tú y tus sensaciones, solo tú y tus recuerdos, tú y tus pensamientos, tú y tu miedo, tú y nadie más. Caminas, te has cansado de correr, tu corazón está volviendo a la normalidad, pero aun estas cansada. Decides, sentarte, ahí, donde parece que hay un asiento, o eso notas con los dedos. Te sientas y empiezas a recordar cosas, flashes de cómo has terminado ahí, y quien te ha llevado. Recuerdas una discusión, un beso, una despedida, vaya, ahora notas que te duele el pecho, eso es porque te dolió ese adiós… pero ¿por qué razón, a quien despediste, pq no te acuerdas? Piensas, piensas y apareces en un parque, un día bonito, piensas, que lugar más agradable, ves una farola…mmm. Te recuerda a algo, algún momento de tu vida, y allí sentado, hay un chico, para tu asombro resulta, atractivo, si, podrías decir que hasta guapo. Decides acercarte, por algún motivo estaño, el no se asombra, al contrario, se levanta y te da un beso, le sonríes, pero, ¿por qué? ¿Por qué no le has apartado, o pegado, o preguntado quién es?, no lo entiendes, pero te a gustado, y a él parece que también es más, quiere mas y te vuelve a besar. Ahora él es quien te sonríe. Os sentáis y, empieza a conrate algo, pero no le prestas atención, sus ojos te desitaren, vaya color azul más intenso dios, piensas, decides apartr la vista de sus ojos, es que notas que te pierdes en su mirada es más, lees lo que su boca no dice y te das cuenta de que, está feliz a tu lado, de que, te quiere, si, te quiere, y sigues sin comprender que pasa. Ahora miras sus labios y como mueve la boca cuando habla, cuanto arte, te dan ganas de volveré a besarle, y esuqe lo haces, y aunque no sepas nada de él, o no lo recuerdes, ya que el si sabe quién eres tu o eso parece, aun, quien sabe, almejar esta disimulando como tú. Decides callarle con un beso, y de golpe todo cambia, se va la imagen y vuelves a ese lugar oscuro, vuelves a estar tu, y solo tú, tú con tus sensaciones, tú con tus recuerdos, tu con tus emociones… Pero no quieres estar allí sin entender que pasa, así que cierras los ojos, e intentas seguir recordando… Apareces allí en ese parque, esa farola, sigue estando él, sigues estando tu, pero ahora…

1 comentario:

  1. he descubierto tu blog en maria monroe =)
    me gusta.te sigo.
    muak!

    ResponderEliminar